Lecturas en 2019

Nota: las portadas tienen enlace a Goodreads, que es de donde he sacado las imágenes.

Este es el libro que yo mismo propuse para el curso de Literatura Fantástica por ser de Fantasía Urbana, como la novela que estoy escribiendo. En líneas generales me gustó, mantiene bastante bien un suspense suficiente como para que quieras seguir leyendo. Sin embargo, sin duda por tratarse de un libro publicado en el año 2006, me pareció bastante manido. Un poco como una novela cualquiera de misterio (digamos, El halcón maltés) con un toque de fantasía (magia, en este caso). Leí que los siguientes libros de la saga mejoran en este aspecto, así que quizá siga leyendo.

 

Tenía ganas de leer la saga de John Cleaver desde que escuché al propio Dan hablar de ella en el podcast Writing Excuses. Me parecía una premisa muy interesante y el libro ha resultado ser una pasada.

 

 

 

 

 

La segunda parte de la saga me pareció que iba un poco lenta hasta que un giro que no me esperaba hizo que no pudiera dejar de leer el resto.

 

 

 

 

 

Sí, estoy enganchado a la saga. Fue una buena decisión comprar los seis de golpe. Este tercer libro aumenta la tensión de forma increíble y no pude parar hasta terminarlo.

 

 

 

 

 

Esta novela corta aparece en goodreads como el elemento 3.5 de la saga. Está también escrita en primera persona y asumes que el protagonista es John, pero pronto recibes la sorpresa de que el punto de vista es de uno de los demonios. Es muy original en cuanto a esto y lo disfruté mucho, la verdad, poder estar dentro de la cabeza de uno de los enemigos del héroe, entender cómo piensa, por qué hace lo que hace. Un gran acierto. Eso sí, contiene spoilers de la siguiente novela. No es muy grave, no te destripa nada realmente importante, pero sí es cierto que hay unos cuantos capítulos del siguiente libro que se te hacen un poco pesados porque ya sabes lo que va a pasar. Aunque, al mismo tiempo, lo estás viendo ahora desde el punto de vista de John, así que en el fondo es un pequeño toque fresco. No sé, a mí me ha molado.

El cuarto libro de la saga de John Cleaver me ha parecido una auténtica pasada. Es en el que por fin aprendemos cómo funcionan los Withered o Gifted (perdonad que lo ponga inglés, pero es el idioma en que lo estoy leyendo). Aparecen un buen número de ellos y hay varios giros buenísimos que me hicieron tener que leerme los últimos cuatro o cinco capítulos del tirón.